Artistas Temas de Arte Exposiciones Nosotros Busqueda


Prácticas Curatoriales
Entrevista con curadora Betti-Sue Hertz
Donna Conwell




Bookmark and Share













Tal como he señalado, México posee una sólida identidad cultural. Tiene una larga historia como poseedor de un arte característico, tanto arte popular, bellas artes o artesanía artística. Todo el mundo tiene alguna noción acerca de las características del arte azteca o del arte colonial. Incluso en el caso de Axis México, si bien la muestra no es un exponente del arte mexicano modernista clásico, conserva algunos de sus fundamentos ideológicos: la cultura popular, el elemento cotidiano, la clase de heroísmo de la persona común y una especie de cuestionamiento político respecto de la situación actual. Creo que entre los mexicanos existe el temor de que esta especificidad cultural pueda llegar a transformarse en un sello distintivo y que se lo utilice para promover la idea de lo exótico, porque eso es exactamente lo que ocurrió con el modernismo mexicano. Sin embargo, creo que se trata de un arma de doble filo. Si México no tuviera la profunda historia cultural y la sólida identidad cultural ya establecida que posee, sería más proclive a absorber aquello que viene de afuera sin capacidad para integrarlo a las manifestaciones existentes, situación que, a mi juicio, tiene lugar. Debido a que México se construye básicamente sobre el concepto de hibridismo, el hecho de que se produzcan movimientos constantes de entrada y salida forma parte de su naturaleza y tratar de fetichizarlo resulta problemático. Sin embargo, si un proyecto aborda el hibridismo como tal y reconoce el peso de tal hibridismo, que la totalidad de esas influencias locales, internacionales, vanguardistas y vernáculas entra en juego en diferentes niveles, entonces creo que se torna en gran medida un blanco móvil para resultar fetichizado. Y precisamente allí radica el aporte de un evento éste: permite mantener el blanco en movimiento. Por eso creo que esta exposición tiene un carácter de diálogo no sólo entre los artistas sino también entre los artistas y nuestros públicos. ¿Qué lectura de la obra harán nuestros públicos? ¿De qué manera hablan de la obra en el seno de sus comunidades? ¿Se ha producido un cambio en la manera de pensar de los artistas de esta región o han aprendido algo nuevo acerca del arte mexicano?

DC: Con respecto a "públicos", me interesaría saber cuál es la reacción de los artistas mexicoestadounidenses frente a tanta atención como la que despierta el arte de México.

BSH: Se han expresado algunas críticas respecto de que todos estos proyectos incorporan a artistas mexicanos, pero que no se toma en cuenta a los artistas mexicoestadounidenses en la misma medida. Es éste un permanente motivo de tensión aquí en los Estados Unidos. Creo que ello es resultado en gran medida del enfrentamiento entre los conceptos de local e internacional. Es decir, algo mexicoestadounidense sigue siendo muy regional. Tiene presencia en todo el territorio de los Estados Unidos, pero no se vincula tan fácilmente con el mundo del arte internacional. Está demasiado localizado, incluso si se lo asocia con San Antonio o se manifiesta en Chicago y en otros lugares. Sin mencionar que no se ha incorporado a cada artista en particular. Constituye un problema generalizado ya que los artistas que comparten una doble nacionalidad en los Estados Unidos están constantemente abriéndose camino. Deben optar entre integrarse al mundo artístico establecido o pertenecer a una subcultura, a un universo artístico específico y especializado. Algunos artistas tienen la capacidad de moverse en los dos ámbitos.

DC: Por último, Eje México es un reflejo del nuevo compromiso y de la orientación asumidos por el San Diego Museum of Art respecto del arte latinoamericano. ¿De qué manera planea en el futuro abrir la frontera entre los Estados Unidos y América Latina mediante la programación de exposiciones?

BSH: Cuando llegué a San Diego por primera vez, el Director G. Bacigalupi y yo decidimos que durante mis dos primeros años en funciones nos concentraríamos en el arte californiano y mexicano, tanto en el programa de adquisición como de exposición de obras. Esos dos años están llegando a su fin. En este momento estoy preparando un evento que se inaugurará dentro de unos días y cuyo eje es material histórico de Los √Āngeles en la década de los años í60, y estoy planificando una exposición no tan estrechamente derivada de la cultura: se trata de una exposición que relaciona las ciencias naturales y la abstracción. También estoy preparando The Past in Reverse: Contemporary Art of East Asia [El pasado en retroceso: Arte contemporáneo de Oriente] que será el próximo evento. La totalidad del equipo de curadores se encuentra analizando nuestro posible curso de acción para los próximos años. Creo que hemos alcanzado a un punto en el que, al menos en parte, nos estamos consolidando como referente para el arte latinoamericano y seguiremos avanzando más allá de México. América del Sur es una de las posibilidades, así como lo es intensificar la presencia del Caribe, y todo esto forma parte del debate que nos ocupa en la actualidad.

http://www.sdmart.org/

2 de 3 páginas     página anterior     siguiente página



regresar a temas de arte